¿Éxito o fracaso de los Códigos QR?

Meme Código QR

Imágen: Celularis

En el anterior post “¿Será Google Glass el nuevo fracaso de Google?” os comentaba otro de los fiascos tecnológicos aplicados a los dispositivos móviles, el caso de los Códigos QR. En un principio según nos comentaban en Celularis, su fracaso vendría definido por el mal uso que se viene haciendo de dicha tecnología, tanto en su implementación en cualquier lugar incluso con un tamaño ridículo o excesivamente grande, sin explicar siquiera que pasaría si lo escaneamos o qué tenemos que hacer exactamente con nuestro smartphone para usarlo, teniendo que descargarnos una aplicación específica para poder escanearlos … en definitiva, es cierto que todos podemos pensar que a priori y tal y como ya vienen vaticinando hace meses reconocidos expertos en la web 2.0 como Enrique Dans, esta innovadora idea puede haber fracasado, tal como me hizo pensar a mi cuando vi este post, pero hoy tengo datos que me hacen pensar lo contrario.

Anatomía de un Código QR (Infografía)Pero vayamos por partes: ¿Qué es un código QR? Según Wikipedia, un código QR (quick response code, «código de respuesta rápida») es un módulo útil para almacenar información en una matriz de puntos o un código de barras bidimensional creado por la compañía japonesa Denso Wave, subsidiaria de Toyota, en 1994.

En la siguiente infografía podemos ver la Anatomía de un código QR: de que patrones y bloques se compone, la llamada “zona de silencio” así como una tabla con las capacidades de almacenamiento que cada código QR (dependiendo de la versión) tiene en cuanto a número de caracteres alfanuméricos, bits de almacenamiento… y una recomendación sobre ellos, cuanto más sencillos (menos información contengan) más legibles (más fáciles de escanear) serán; para ello elimina toda la información innecesaria y siempre que te sea posible utiliza caracteres alfanuméricos (números y letras mayúsculas).

¿Y cómo podemos generar nuestros códigos QR? Existen multitud de páginas web y aplicaciones que facilitan esta tarea, pero algunas de las mejores y/o más prácticas nos las da Social Consulting Media en este post: Goo.gl (herramienta de Google para acortar direcciones), KaywauQR.me y Tago Mobile.

Pero, una vez generado nuestro código QR, tenemos que saber como utilizarlo de un modo adecuado para que nuestra campaña tenga éxito, de lo contrario, el fracaso estará asegurado. Y para que esto no ocurra, desde Marketing Directo nos proporcionan 10 ejemplos de campañas desastrosas con códigos QR: ya sea por un tamaño excesivamente pequeño, por su mal emplazamiento, en una web móvil, utilizarlos sin fundamento, un uso “indiscreto” o por triplicado, incluso su uso en lugares inapropiados (un inodoro) y peligrosos (un autobús) o en carteles aéreos en movimiento.

Código QR True Blood

True Blood (HBO)

Entonces quizás debamos de seguir estos 4 consejos para que tus QR triunfen: probar el código QR antes de lanzar la campaña, optimiza tu landing page, ofrece contenido atrayente y personalizar tu código QR con tu imagen de marca; y para que veaís como podemos hacer un QR más atrayente, en este post podéis ver 15 diseños creativos de códigos QR.

Y es que en cuanto a posibilidades, los códigos QR tienen muchas, y no sólo en el ámbito del marketing móvil, sino también por ejemplo en la Educación, aplicando el uso de las nuevas tecnologías en el aula, como el ejemplo que nos plantean en Apple & Educación, una excelente actividad realizada por el profesor Jarod Bormann y su alumnado. La actividad consiste en la simulación de una escena del crimen, en la que los alumnos se encuentran pistas (códigos QR). Cada alumn@ de manera individual recorre la escena del crimen con su iPad y debe de resolver el caso.

Incluso en esta noticia de La Sexta nos dan algunas ideas de como usar los códigos QR de manera creativa: lectura de prospectos de medicamentos para personas con deficiencia visual, tatuajes con Realidad Aumentada e incluso… ¡epitafios en tumbas!

Pero, volviendo a la publicidad y el marketing, está claro que hay casos de rotundo éxito del uso de esta tecnología, como nos comentan en “Mis Apis por tus Cookies“: las campañas de Heineken, eMart, Diesel, New York (ciudad) y por supuesto, el éxito por antonomasia en la aplicación de estos códigos en una fenomenal campaña son los supermercados de Corea del Sur Tesco, que para aumentar el número de ventas sin tener que aumentar el nº de tiendas físicas y viendo que los surcoreanos disponen de muy poco tiempo para hacer la compra (sólo la hacen una vez a la semana, ya que son el segundo país más trabajador del mundo), usaron las estaciones del Metro como supermercados virtuales utilizando códigos QR asociados a los productos que sus clientes mientras esperaban a la llegada del próximo tren podían escanear para añadirlos a sus carritos de la compra y recibir al llegar a su casa el pedido completo. Con esta iniciativa consiguieron aumentar un 130% sus ventas en linea y un 76% el número de usuarios registrados en su página web.

Viendo estos ejemplos, está claro que no todo ha sido un fracaso en el empleo de esta idea en el ámbito del marketing móvil, pero por si aún sois algo escépticos  os voy a mostrar una infografía en la que con los datos que ofrece, se demuestra muy a las claras que no sólo su uso no decrece en los próximos años sino todo lo contrario:

Infografía sobre las estadísticas de uso de los códigos QR

* Su uso ha crecido entre 2011 y 2012 nada más y nada menos que ¡un 4549%!

* Por edades, el sector que más emplea su smartphone para escanear códigos QR es el comprendido entre 35-44 años, pero sólo 1 de cada 4 (un 25%) los ha escaneado alguna vez, por lo que mirando el resto de sectores de edad, todavía queda mucho margen de mejora.

* Los 10 usos más frecuentes que las empresas hacen de esta tecnología son: información del producto, cupones descuento, redes sociales, venta inmobiliaria, programas de fidelización de clientes, pago con móvil, información en tiempo real, trailers de películas, tickets o entradas sin papel y descarga de apps o aplicaciones con el móvil.

* El número estimado de códigos QR que serán creados fuera de Japón entre 2012 y 2016: 164 millones en 2012, 305 millones en 2013, 438 millones en 2014, 532 en 2015 y 590 en 2016.

* Los sistemas operativos más utilizados para compartir códigos QR fueron, de mayor a menor: Android, Iphone, Blackberry y Symbian OS.

* En el 2011, sólo un 8% de las empresas utilizaron los códigos QR como parte de sus estrategias en marketing; sin embargo en 2012, la cifra aumentó hasta el 47%.

Como podéis comprobar, tanto los datos del crecimiento de uso en estos dos últimos años, como las estimaciones futuras así como el crecimiento que han hecho en su empleo por parte de las empresas nos hace pensar que quizás no estén tan muertos los códigos QR como algunos apuntan, quizás solamente no se ha sabido sacar todo el partido que esta brillante idea puede deparar a las marcas como parte de su estrategia de marketing móvil, puesto que como hemos visto, ejemplos de su uso con éxito hay unos cuantos y como muestra os dejo un dato más: el post más visto en cuanto a visitas en un sólo día en este blog esTu Curriculum Vitae en un QR” con más de 300 visitas… ¿casualidad?

¿Qué opináis vosotros?¿se trata de un mal concepto de estos códigos o de un mal uso por parte de las empresas?¿terminarán por desaparecer o por el contrario su uso va en aumento?

Estaría encantado que me contaseis vuestras impresiones en los comentarios de este post que por supuesto, podéis compartir si os ha gustado en vuestras redes sociales favoritas.

About these ads

22 comentarios el “¿Éxito o fracaso de los Códigos QR?

  1. Me ha gustado mucho tu post, muy bien redactado y expresado. En mi humilde opinión, creo que los códigos QR son una buena idea porque realmente abren un universo de posibilidades, evidentemente en el caso de ser bien utilizados. Creo que el gran problema ha sido el que mencionas, el hecho de querer usarlos en cualquier lugar y de cualquier modo. Cada cosa tiene su uso y no existe nada que sirva para todo. Un cordial saludo.

    • Muchas gracias por comentar Alba. La verdad es que creo que se le puede sacar más partido a esta tecnología sin tener que abusar de ella.

      Un cordial saludo,

      Víctor V. Valera.

  2. Pingback: ¿Éxito o fracaso de los Có...

  3. Muy interesante el artículo, pero creo que ha faltado añadir una de las que yo creo es una de las causas por las que los códigos QR han fracasado relativamente: ¿cuánta gente hay que aún no tiene un smartphone y para los cuales esto no tiene ninguna utilidad?

    • Es cierto Rosa, tu tan certera como siempre haciéndome ver a los “freakitecnológicos” como yo que no todo el mundo está a la última moda en gadgets y que muchísima gente aún no dispone de un smartphone de última generación, ya sea por sus precios elevados, por no verles ninguna utilidad para ellos o bien por no tener ningún interés en modas tecnológicas.

      Un cordial saludo,

      Víctor V.

    • Actualmente el número de personas que no tiene un smartphone se ha reducido bastante y al ritmo que vamos, dentro de poco serán 4 “raritos” los que no lo tengan. Hasta mi madre (70 años) tiene uno

      • Hola Rita, gracias por comentar:

        Hombre mujer, “4 raritos”… por ejemplo mis padres, en contraposición a la tuya, no tienen ni quieren tener un smartphone, de hecho Internet no va con ellos, casi no se han sentado delante de un ordenador ni según ellos “ni falta que les hace”, así que tampoco hay que ser tan restrictivos, porque las generaciones de 50 años en adelante, supongo que habrá más gente que no tenga smartphones a los que si lo tengan, sobre todo en poblaciones rurales.

        Pero lo que está claro es que la tendencia es que cada vez sean menos las personas que no tengan un smartphone, sobre todo en las nuevas generaciones, que prácticamente, “nacen” con un dispositivo móvil en la mano.

        Un cordial saludo,

        Víctor V.

  4. Pues yo creo que pueden ser muy útiles para proporcionar un acceso rápido a una web por medio de un smartphone, por ejemplo, mientras lees una revista puedes acceder a su versión online.
    Otra cosa diferente es usarlo de manera absurda poniéndolo en lugares inaccesibles y chorradas así, pero busándolo con cabeza son una buena idea.

    • Hola de nuevo Rita:

      Totalmente de acuerdo contigo esta vez, los códigos QR pueden ser muy útiles si se usan de una manera creativa y adecuada.

      Ahora bien, si se usan de cualquier manera, pues está claro que no serán efectivos, es cuestión de “esprimirse el coco” para poder llegar a tus clientes/usuarios de una manera imaginativa y efectiva.

      Un cordial saludo,

      Víctor V.

  5. Pingback: ¿Éxito o fracaso de los Códigos QR? | Garabatos

  6. Gracias por por esta compilación tan completa y por esta reflexión tan concisa y precisa. Felicidades! Seguro que yo no lograré ser tan eficazmente sintético como tu.
    Trabajo como profesor de secundaria y hace tiempo que le doy vueltas al tema de los QR… no los he usado en mi campo profesional porque hasta hace dos meses no disponía de mi propio smartphone y porque no he necesitado recurrir a ellos para ninguna acción. Soy de los que no les importa aplicar nuevas tecnologías, pero solamente cuando es para mejorar.
    Con tu post y las aportaciones de la blogosfera que te rodea se me acaban de ocurrir un par de aplicaciones que mejorarían lo que ya hago y admás me permiten ir un poco más allá:
    - Voy a poner un codigo QR en el acuario del instituto para que los visitantes accean rápidamente al blog donde mis alumnos y yo hablamos de nuestros proyetos meidoambientales. Tenemos una URL anotada, pero esto no quita que se pueda añadir un código QR. Que cada persona escoja su camino para llegar a nosotros!
    - Estamos preparando una exposición sobre pájaros. Podemos añadir un QR en cada póster para enlazar con contenidos complementarios que se encuentran en Internet y que no caben en el espacio reducido
    Con tus referencias tengo todo lo que necesito para ponerlo en práctica.
    Mi felicitación más sincera Víctor!
    David donat

    • Muchas gracias por comentar David:

      Me alegro mucho que mi post te haya servido como inspiración para usar esta tecnología en tu uso educativo, espero que su aplicación sea todo un éxito.

      Un cordial saludo,

      Víctor V.

  7. Pingback: Situación de los códigos QR | Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC

  8. Pingback: ¿Éxito o fracaso de los Có...

  9. Felicidades por el post Víctor, muy completo y explícito.

    Como comentas, el principal problema de los QR a parte del su desconocimiento, es que requiere de instalación previa de una app, que tendremos que escoger entre muchas que sirven para lo mismo, lo cual provoca confusión a usuarios poco experimentados, además del tiempo que supone buscar la app, abrirla, enfocar, cargar la página…

    Creo que si bastara con presionar el botón de la cámara delante de un código para escanearlo, su crecimiento y difusión sería explosivo y pasaría a ser un elemento necesario en toda tarjeta de visita por ejemplo.

    • Totalmente de acuerdo contigo Diego, en que facilitaría mucho su crecimiento si viniese instalado de serie un lector de QRs integrado en la cámara de los smartphones… aunque, por otra parte, todos sabemos de apps que han triunfado, líderes indiscutibles y que no venían instaladas de serie en ningún teléfono móvil ¿no? (si, hablo por ejemplo de WhatsApp), así que, supongo que aún siendo una gran ayuda, que no vengan instalados de serie no es el principal inconveniente (aunque como conveníamos antes, si que facilitaría su crecimiento si así fuera).

      Para mi, el principal inconveniente es la falta de creatividad para dar un uso original (y sobre todo útil) a esta tecnología… ¿tendremos una mente lúcida que encuentre un uso fabuloso a esta tecnología?¿o al final caerá en el olvido pasando sin pena ni gloria por nuestras vidas?

      Veremos…

      Un saludo y gracias por comentar,

      Víctor V.

      • Hoy sin ir más lejos me acordé de ti cuando vi un anuncio desde la ventana en el tren camino de Valencia, creo que era a la altura de Castellón. Un cartel de los de metro y medio que están en un expositor tipo vitrina. En una pequeña esquina abajo del todo (de forma que te tienes que agachar para escanearlo) el código QR. Para colmo el eslogan rezaba: “Especialistas en publicidad” o algo así. ¿Habrán ellos mismos intentado escanear su propio anuncio?, me pregunto.

      • Ja, ja, ja, que bueno, me encanta lo de “especialistas en publicidad” poniendo el QR casi en un lugar imperceptible y con dificultades para su escaneo… en fin, lo dicho, si es que no hay más que tratar de darle al coco y por supuesto, fundamental, utilizarlos de manera correcta!!

        Gracias por comentarlo con nosotros Diego!!

  10. Hola, acabo de llegar a este sitio y me gustó la infografía que acompaña al artículo. Me pregunto si son de su propiedad y bajo que licencia las distribuye.

    Estaba pensando en añadirlas como imagen a un trabajo o presentación sobre códigos QR.

    Saludos.

    • Hola Juan:

      No se si te refieres a la 1ª infografía “Anatomía de un código QR” o a la última sobre los datos de futuro del uso de los códigos QR.

      En ambos casos decirte que no son mías, al final de cada infografía puedes ver la autoría de dicho trabajo.

      En la primera incluso tienes incluida el tipo de licencia que emplea para compartirla… en cuanto a la 2ª, sería mejor que consultaras su web para comprobar si puedes utilizarla para tus propósitos.

      Espero haberte sido de ayuda, un cordial saludo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s